¿Suerte? Sueños, esfuerzo y la realidad de la vida rural

¿Suerte? Sueños, esfuerzo y la realidad de la vida rural Previous item LAVAREDO, una competición... Next item TRAIL VERBIER O CÓMO...

Hay mucha gente que me dice: Qué suerte tienes de vivir allí (allí es un pueblo perdido del Pirineo).

Yo siempre digo: ¿Suerte? Jejeje

Quizá esa no es la palabra adecuada…

Creo que hay cosas que pasan por suerte (si podemos decirlo, así como ir paseando por la calle y que se caiga un árbol delante de ti (por cierto, esto me pasó en pleno Madrid yendo a la universidad, no veas que susto… o que veas una moneda en el suelo, Esto sería buena suerte para ti pero mala para el que se le haya caído el árbol encima).

Pero haber estado durante años perdida, haber dejado a mi familia y amigos para luchar por un sueño, haber estado muchos años dando “tumbos” …y por fin con el paso de los años, después de muchas luchas, después de tomar muchas decisiones, después de hacer muchos sacrificios y de mucho trabajo, poder vivir en una casita de Pirineos…ten por seguro que no es suerte.

Quienes me conocéis desde hace mucho tiempo ya sabéis que nací hace unos cuantos años en Guadalajara. Allí no había montañas. Ni siquiera me había planteado esa posibilidad, ni siquiera se me ocurría que existieran montañas, creo que casi no sabía ni que existían los Pirineos.

Lo que sí sabía, era que buscaba un cambio en mi vida. Y que necesitaba tener una vida diferente.

He vivido en Tenerife (lugar increíble para volver allí algún día), he vivido en múltiples localizaciones de Euskadi (lugar que me vio nacer como corredora de montaña, quien me lo iba a decir a mí). Y desde hace unos años que tomamos la decisión de vivir más allá, en los Pirineos.

Por paisaje, por belleza, por montañas, por tranquilidad, por entorno, por estilo de vida…necesitaba un mundo rural para mí. Para seguir creciendo como persona y como deportista, y como trabajadora.

Para llegar a esto, he tenido que dejar de lado las facilidades de la gran ciudad.

Y todo lo bonito e idílico que podéis imaginar lo tengo seguro:

Me despierto por las mañanas, me asomo a la ventana y veo amanecer.

Mis vecinas son unas vacas/toros y ovejas.

En mi pueblo vivimos de continuo unos 10 habitantes.

La mayoría de la gente vive de la ganadería, o del turismo (en los pueblos vecinos), no hay mucho más.

Puedo sacar a mi perra sin collar, sin correa y vamos, que la saco en pijama, día sí día también…

No tengo aceras, calles hay pocas…”calle única” se llama mi calle.

Escucho a los pájaros cantar, a los corzos ladrar, a los jabalís comerse las manzanas, buitres y quebrantahuesos posarse en la ladera de enfrente de casa… perfecto parece ¿verdad?

 

Pero lo bueno también incluye muchas cosas malas que nadie ve.

Como que el Amazon Prime que a ti que vives en una ciudad te llega al día siguiente, a mí espera a ver si me lo reparten y si tengo suerte en una semana.

La cobertura móvil falla más que una escopeta de feria. Y de alguna compañía ni hay…

Cuando nieva no todos los días pasa el quitanieves por la puerta, (nos hemos tenido que hacer con un todoterreno con ruedas de nieve por supuesto). No es sencillo vivir con nieve, cuando vas a un pueblo hecho por y para el turismo, os hacen la vida fácil para que no os deis cuenta de las incomodidades, pero la realidad es que cuando os alejáis de allí, la desolación acecha. La nieve recién caída en la que hacer “angelitos”, deja paso a los bloques de hielo y tierra que no se quitan ni para atrás, a las calles con una helada que no se quita en meses.

O que cuando tengo que ir al dentista, o al médico,  uno decente está a 3h30; un fisio…a tres años luz…

Cualquier trámite que no sea online, cuesta un viaje a Huesca como renovar el carnet de identidad, el de conducir… o hasta recoger un premio al mérito deportivo jajaja

Coger un avión 4-5horas….

Siempre vives lejos. ¿De qué? Digo yo siempre. Yo vivo cerca de Vielha, de Luchon. Vivo cerca de El pont de Suert, o de Benasque.

A ver si los que vivís lejos sois vosotros, jajaja.

Y así se va perdiendo el contacto con lo que antes era tu vida.

Lo de cosas normales que hace la gente en las ciudades, como ir al cine, a cenar o pedir un “Glovo”…inimaginable. Hasta ir a tomar un café a veces se convierte en una misión imposible. En un lugar tan emplazado al turismo, si no es época de fiestas, puede que no haya ni bares abiertos, ni panaderías.

Y lo de buscar trabajo…¿aquí?

Ya puedes buscarte las mañas porque el curro escasea. O tienes “suerte” y trabajas de fijo discontinuo, con suerte cobras mil euros y solo estacional, o tienes ovejas, o… te buscas las mañas. Todo está muy difícil, o fácil si tienes ganas de emprender.

Mejor aún encontrar casa, porque si tienes la “suerte” de encontrar algún trabajo en un bar, hotel o estación de esquí…ten por seguro que los alquileres están por las nubes…

Sale mucho más rentable un alquiler turístico, of course. En vez de pagar 400 euros al mes, mejor que te lo paguen en un finde de esquí, shu shu.

¿Ir a comprar?

El Mercadona más cercano está en Vielha, a unos 45min-1h, pasar un puerto, un túnel…y que no haya temporal que entonces no puedes pasar.

El resto son tiendecillas de barrio en los pueblos (a 20-30 min de casa), que se aprovechan de la situación y baratas, baratas…no son, precio de “turista” para todo.

Ah bueno puedo pedir online…y me llegan las cosas caducadas jajaja

¿Y para que te arreglen algo? Cuando llegamos aquí a vivir allá por junio de 2022, tuvimos un problema con la caldera y sigo esperando a enero de 2024 al fontanero. Ya si eso…, tienes que aprender a hacer de todo, si lo quieres arreglado rápido y mantener ambos riñones intactos.

Mejor que no tengas una urgencia, porque el hospital más cercano está en Barbastro, a 1h20 o puedes ir a Vielha, jejeje que está a una hora.

Así que hay que tener de todo en casa, para por si las moscas, de todo, es hasta puntos de sutura, ya que un corte mal dado, puede que se convierta en un problema muy serio.

Evidentemente, hay, a mi parecer mejores ventajas que desventajas de vivir en un pueblo perdido.

Pero suerte… de eso no suele existir. Más bien es trabajo constante, esfuerzo y decisiones.

facebook
instagram